(Hay poco y nada que comer,
hay poco y nada que comer)

Hay poco y nada que comer,
mamá no sabe, ya no sabe
cómo diablos va a hacer.

Los días se te pasan
y bien, ¿qué hacés?
Estás tirado todo el día frente a la TV.

Las canas crecen y se ven
y no hay nada que hacer
y te gastás es tiempo preguntando por qué.

El hambre juega en un rincón,
y está acechando siempre
en ese mismo rincón.

Los chicos crecen con temor,
yo se que afuera estamos cada día,
cada día peor, mi amor.

Y tengo que decir que yo
no soy mejor pero no me podés negar
que tengo razón, yo tengo razón.

Y hoy necesito un poco más de amor
para poder vivir sin tener
que pedir perdón.

Hay poco y nada...

Y tengo que decir...